5 ene. 2013

Subida al Adarra

1 Enero 2013


¡Las cosas de la vida!  Nunca he sido muy amigo de las excursiones multitudinarias. La montaña que yo disfruto es la que frecuento con unos pocos amigos o incluso en soledad.
Sin embargo, toda regla tiene sus excepciones y el Adarra, el uno de enero, es una de ellas. No sabría explicar las razones que me llevan, año tras año, a acudir a la cita, haga el tiempo que haga, con el cuerpo derrengado por las escasas horas de sueño y la cena excesiva. 
Probablemente no sea más que la necesidad de sacudirme las comilonas y la pereza navideña, o una especie de declaración de intenciones para el año que comienza.
Pero sobre todo, es sin duda la oportunidad de saludar a los numerosos amigos que compartimos esta extraña e injustificable afición de ascender montañas.





El Adarra nos recibió con el cielo encapotado. La lluvia y el viento
nos acompañaron durante toda la ascensión

El mal tiempo desanimó a muchos montañeros. Para ser el uno de enero,
el camino se encontraba relativamente despejado
Este año no había colas para tomar el caldo

Ángel Arenales

Andoni Ramos, Txema Garay y Ángel Arenales
Casimiro y Juanjo Ferrer
Maite Telleria y Teo Cacho
Rodolfo, Santi y Teresa
Antxon Iturriza y Jesús Mª Egimendia
Iñaki Bengoetxea
Arantza y Jesús Mª Alquézar
Juanfer Azkona
¿Cómo era eso del no sé que... de Notre-Dame?

¿Y tú? ¿Cuales son tus razones?...

1 comentario:

  1. Muy bueno el blog y la ladilla del dibujo de presentación impresionante.
    Hay mucho pirado, mucho francés ... pero ... te falta "la foto" ...

    Aio

    ResponderEliminar